top of page

ORTOPEDIA

Sin título (120 × 200 px) (300 × 100 px).png

Tu hijo está creciendo y lo mejor es que podemos utilizar este proceso natural para corregir el desarrollo de sus huesos maxilares y permitir que los dientes ocupen una posición funcional y estética.


La Ortopedia dentofacial siempre será el mejor tratamiento, ya que actuaremos de forma fisiológica sobre el desarrollo y crecimiento oral y facial de niños y adolescentes.


No todos los niños necesitan Ortopedia, pero si que todos necesitan una revisión a los 6 años con el ortodoncista, en la cual la Dra. Eugenia Delgado te explicará como va su desarrollo, revisará su mordida, respiración, deglución y otros hábitos y establecerá el mejor momento de tratamiento en caso de ser necesario; los aparatos que necesitará y el tiempo de tratamiento. 

Lo más importante es que conozcas todo el diagnóstico y aclararte todas las duda que puedan surgir, sabemos que al tratarse de tus hijos pequeños pueden ser muchas.


“Para nosotros no eres uno más, eres único “

¿MI HIJO NECESITA ORTOPEDIA?

Esta es una duda muy común entre los padres y para saberlo es necesario hacer un correcto diagnóstico de tu hijo (revisión, control de hábitos, radiografías y estudio) ya que la edad ideal para iniciar un tratamiento de aparatos  varía según cada niño y depende del problema que necesitemos tratar, en ocasiones son de tratamiento inmediato.


Te damos algunos tips que puedes observar:

  • Si notas que tiene problemas para respirar por la nariz y la mayor parte del tiempo respira por la boca o ronca de noche. 

  • Si de perfil ves que sus dientes superiores e inferiores tienen demasiada distancia entre ellos.

  • Si se le ha caído un diente y notas que el espacio es insuficiente para el nuevo o no le ha salido durante mucho tiempo.

  • Si ha mantenido de forma prolongada en el tiempo un mal hábito como chuparse el dedo, uso de chupete después de los 2 años, deglución atípica o dificultad para hablar. 

  • Si tiene presencia de super numerarios (dientes de más) o agenesias (dientes de menos), este factor en muchas ocasiones es genético. 

  • Si los dientes de leche o los definitivos tienen apiñamiento (están torcidos).

  • Mordida cruzada.

  • Pérdida prematura de dientes de leche.

bottom of page